Estar en Carla es como estar en casa

Por: Diana Londoño

Una sonrisa es la respuesta al mencionar tres palabras: Fundación Carla Cristina. Un nombre que recoge recuerdos y memorias significativas para Diana, una mujer que hoy mira hacia atrás y revive su infancia con amor y pasión.

Su vida ha estado marcada por Carla Cristina desde muy pequeña, a la edad de 6 años fue beneficiaria de los programas de atención integral que desde el comienzo de nuestra historia le hemos brindado a los niños, allí conoció el primer amor; un niño que recuerda tenía los ojos azules y el cabello castaño y que marcó su corazón, vivió travesuras con sus amigos y llenó su memoria con recuerdos marcados por el juego y el amor que recibía de sus profesoras.

Luego, cuando ya culminaba sus estudios de Trabajo Social volvió a la Fundación pero en esta ocasión para servirles a los niños y sus familias apoyándolos en cada etapa que emprendían y siendo ese hombro amigo que los escuchaba y aconsejaba.

Su paso por la fundación lo resume en esta frase “estar en Carla es como estar en casa”.
Hoy en día es directora del área de Gestión Humana en Casa Británica y cada vez que mira hacia atrás no encuentra sino palabras de agradecimiento con la organización que la vio crecer a través de los años y le enseñó el poder de los detalles y de las cosas simples.

Actualmente tiene 3 hijos y con ellos replica lo que aprendió de sus profesoras, el amor y el juego como herramientas de enseñanza.

Diana Londoño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *