¡Estamos cumpliendo 55 años de este sueño!

Un sueño en el que los protagonistas son los niños y sus familias, sus sueños y su futuro. Durante medio siglo hemos puesto nuestro granito de arena para que sea una realidad, hemos abierto nuestros corazones a la transformación social y con nuestras manos hemos moldeado un puente para ellos: nuestra razón de ser.

Ha sido un viaje que nos ha llenado de experiencias, que ha marcado nuestro camino con historias y aprendizajes, y nos han cambiado para siempre. La fundación nos ha permitido crecer, evolucionar, cambiar nuestro pensamiento y nuestras acciones, amar y conocer personas que más que compañeros de trabajo se han convertido en nuestros amigos.

Cuando pensamos en la Fundación Carla Cristina, es imposible no traer a nuestra mente a aquella persona que visualizó este sueño y lo sacó adelante. Solina Gallego es la gran artífice de una Fundación que ha trascendido todas las barreras y ha superado las expectativas de muchos, ayudando a transformar la vida de más de 200.000 niños a lo largo de sus 55 años.

Es por ello que la recordamos con amor y profunda admiración y tenemos su legado presente en nuestra cotidianidad, para evocarla en nuestros momentos de angustia y de felicidad, para tratar de seguir sus pasos y llevar la Fundación a superar nuevos desafíos, enfrentar nuevos retos y comenzar nuevos proyectos que materialicen nuestro sueño de una infancia fuerte y sana.

Somos guardianes de una llama que comienza a hacerse cada vez más grande, somos protectores de los hombres del futuro, como decía Solina, y en nuestras manos está el poder de sembrar para ellos un mejor camino.

¡Gracias a ti, que nos lees por ser parte de esta historia, por dejar tu huella en nuestro camino y por sumarte a esta causa que alimenta el alma!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *