Nuestra Apuesta: El Desarrollo Integral de los niños

En la Fundación Carla Cristina creemos que los primeros años de un niño son de vital importancia en el resto de su vida y que las experiencias a las cuales son expuestos deben tener un enfoque integral que les permita crecer, desarrollar y potenciar todas sus habilidades físicas, cognitivas, lingüísticas, perceptivas, emocionales y sociales alcanzando cada día procesos más complejos. Sumando a lo anterior son fundamentales y determinantes en el desarrollo integral del niño el entorno en el que crece, su salud, nutrición, las interacciones que experimenta y la protección que recibe.

Por ello, le apostamos al desarrollo integral de los niños intentando minimizar los riesgos a los que puedan estar expuestos y que afecten su bienestar y desarrollo; para ello contamos con un equipo de trabajo interdisciplinario que brinda atención desde todas las áreas y cuya intervención se enfoca en:

  • Educación inicial: en esta área nos enfocamos en desarrollar, potenciar y fortalecer las habilidades de los niños respetando su ritmo individual. Nuestra práctica pedagógica parte de los intereses, necesidades, expectativas, interrogantes y saberes previos de los niños, brindando experiencias que impulsan su desarrollo desde la exploración, el juego y la comprensión de su entorno; dichas experiencias deben favorecer la interacción con diferentes ambientes y tener en cuenta el ciclo vital, las características y particularidades de los niños a los cuales están dirigidas.

  • Valoración del desarrollo: acompañamos el proceso de los niños haciendo seguimiento a su desarrollo motor fino, grueso, cognitivo, de audición y lenguaje y personal social verificando que su desempeño se encuentre dentro de los parámetros establecidos para su edad. También realizamos vigilancia de su estado nutricional a través de la toma de medidas como peso y talla, que nos permite identificar riesgos nutricionales bien sea por déficit o por exceso. Tanto para el desarrollo como para el estado nutricional buscamos detectar riesgos y/o alertas y establecer acciones de atención prioritaria y oportuna.

  • Valoración del desarrollo: acompañamos el proceso de los niños haciendo seguimiento a su desarrollo motor fino, grueso, cognitivo, de audición y lenguaje y personal social verificando que su desempeño se encuentre dentro de los parámetros establecidos para su edad. También realizamos vigilancia de su estado nutricional a través de la toma de medidas como peso y talla, que nos permite identificar riesgos nutricionales bien sea por déficit o por exceso. Tanto para el desarrollo como para el estado nutricional buscamos detectar riesgos y/o alertas y establecer acciones de atención prioritaria y oportuna.

  • Educación para la Salud: buscamos mediante este componente acompañar y orientar a las familias para que accedan a los servicios de prevención y detección temprana que permiten dar cumplimiento a los derechos de salud a que tienen lugar los niños menores de 5 años, así como promover la práctica de la lactancia materna, los hábitos de higiene bucal y el tratamiento adecuado de las enfermedades más prevalentes en la infancia.

  • Protección: todas las acciones que realizamos en las diferentes sedes de atención están orientadas al reconocimiento de los niños como sujetos de derechos, promoviendo el buen trato, la libre expresión y el autocuidado de estos. Sumado a lo anterior, para nosotros es fundamental garantizar sus derechos y por tanto, hacemos seguimientos constantes a los esquemas de vacunación, crecimiento y desarrollo, su estado de salud, la protección contra el maltrato o abuso sexual, entre otros, con el fin de promover el bienestar de los niños.

  • Participación infantil: Consideramos a los niños como los principales protagonistas de su propio desarrollo, por tanto es fundamental el reconocimiento y escucha atenta a la voz del niño, lo cual posibilita su participación en los diferentes escenarios en los que se mueve.

El desarrollo integral de los niños es una responsabilidad de todos (familias, sociedad y Estado), por lo cual es necesario generar acciones de protección y garantía de derechos, ofrecer escenarios de participación y estimulación para el fortalecimiento de su desarrollo, guiado por sus intereses y necesidades. Por tanto, para la Fundación Carla Cristina, el trabajo con las familias es fundamental, pues sólo así podemos maximizar las experiencias que viven los niños en sus entornos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *