El rol del padre en la crianza

Si hiciéramos un viaje en el tiempo y nos devolvemos al pasado, nos daremos cuenta que el rol del padre ha ocupado diferentes lugares e importancia en la familia según el momento histórico en el cual nos ubiquemos. Es así que en la antigüedad, hace muchísimos años, el padre tenía gran poder sobre sus hijos y se consideraba el dueño de estos, este poder se fue perdiendo con el transcurrir del tiempo, lo que ha llevado a que hoy se fácil escuchar “que los hijos son de la mamá”.

Sin embargo, en la actualidad cada vez hay un mayor interés de muchos padres en vincularse con el cuidado y educación de sus hijos e hijas desde la gestación, lo cual les ha permitido ir ganando habilidades para llevar a cabo acciones de cuidado y crianza como padres activos y presentes.

¿Qué significa ser un padre activo y presente? Es la posibilidad de realizar cuidados cotidianos, algunos como la alimentación, el cepillado de dientes, suministro de medicamentos cuando están enfermos, peinar, organizarlos para salir, cambio de pañal, entre otras acciones de cuidado; también la posibilidad de educar y realizar experiencias pedagógicas que faciliten el aprendizaje, juegos, lectura de cuentos, asistencia a reuniones del centro infantil o institución educativa, lo cual favorece la formación y desarrollo integral de los niños y niñas.

Es importante reconocer que la crianza de un hijo o hija no es cuestión de género, sino que es una labor humana, y que por tanto, con amor, dedicación y responsabilidad es posible que participemos de la crianza tanto los padres como las madres sin necesidad de confrontamientos, por el contrario haciendo un equipo de trabajo que permita apoyarnos en el proceso de crianza y cuidado. De esta manera es fundamental que el padre pueda vincularse desde la gestación con su hijo o hija, pues si bien no está unido a este por el cordón umbilical si puede ser posible la unión a través del amor, lo cual seguro permanecerá durante toda la vida si el padre logra estar siempre activo y presente para con su hijo o hija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *