Conoce cómo leer la etiqueta nutricional de los alimentos

 

Conoce cómo leer la tabla nutricional de tus alimentos

¿Cuántas veces al comprar un producto en la tienda o supermercado te has detenido a leer la etiqueta nutricional? La mayoría de las personas no lo hace habitualmente ya que puede resultar compleja su comprensión, la letra suele ser pequeña o simplemente no se da importancia a la utilidad de este elemento que hace parte de lo que hoy llamamos la alimentación consciente.

La oferta de productos alimenticios que encontramos en el mercado cada vez es más amplia, sin embargo, no siempre esta oferta va en la vía de alcanzar el bienestar personal o las metas de salud de los consumidores, por este motivo cada ciudadano debe enfrentarse a tomar decisiones a la hora de comprar los alimentos que va a consumir, pues en sus manos está elegir bien para conservar su salud y la de su familia. Una herramienta muy útil que se encuentra a la mano de todos los consumidores es la etiqueta nutricional. Por esto, es muy importante que las personas se familiaricen y entiendan su contenido para estar mas informados y esto puede acercarlos a la toma de decisiones conscientes frente a su alimentación.

Se debe prestar especial atención a la porción, el porcentaje de valores diarios y a los nutrientes. Te invitamos a revisar con detalle los componentes de la etiqueta y reconocer en ella estos elementos centrales:

La etiqueta nutricional está compuesta por:

  1. Tamaño de la porción. Es importante tener en cuenta que aquí se detalla la porción recomendada para una sola persona, no por todo el producto. Cada producto muestra en total las “porciones por envase”, por lo tanto hay algunos alimentos que pueden ser consumidos por varias personas o divididos en varias porciones.
  2. Aquí se muestran las calorías totales del producto y las calorías que provienen de la grasa. Recuerda que aunque un producto no tenga grasa no significa que no tenga calorías, las proteínas y carbohidratos también aportan calorías.
  3. El valor diario viene representado en porcentaje (%) y nos indica cuánto % aporta el alimento del 100% de la alimentación diaria. Recuerda que para Colombia el aporte en general para toda la población es de 2000 calorías, pero esto depende del requerimiento individual de cada persona. Los niños por ejemplo requieren menos calorías que los adultos, por tanto es importante considerar esto a la hora de ofrecerles una porción de alimento.
  4. Cantidad de grasa total, grasa saturada, grasa trans y colesterol. El alto consumo de estos nutrientes se ha asociado con enfermedades del corazón, algunos tipos de cáncer, sobrepeso y obesidad. Es fundamental que se elijan alimentos con un bajo aporte de estos nutrientes: por ejemplo, aquellos que aportan menos del 10% del porcentaje de valor diario (%VD). Así mismo es ideal que los alimentos que elijamos no tengan grasas trans.
  5. El sodio es un mineral cuyo consumo debe ser controlado para evitar el desarrollo de enfermedades asociadas a su consumo excesivo como la hipertensión arterial, debemos elegir alimentos que aporten menos del 10% del porcentaje de valor diario (%VD) de sodio.
  6. La fibra es un nutriente que está presente en frutas, vegetales y productos a base de granos enteros, nos ayuda a generar mayor saciedad y a disminuir los niveles de colesterol y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, es ideal elegir alimentos que tengan un aporte superior al 10% del valor diario de fibra.
  7. El azúcar es un tipo de carbohidrato que se debe consumir en muy poca cantidad ya que se asocia al desarrollo de enfermedades como la diabetes, sobrepeso y obesidad, los gramos de azúcar que se incluyen en la etiqueta pueden provenir tanto de los azúcares naturales presentes en la fruta o en la leche o también pueden ser agregados. Se recomienda consumir cada día menos de 10 gramos de azúcar añadida, ¡fíjate bien!, algunos alimentos tienen ya esa cantidad e incluso mucho más.
  8. Las vitaminas y minerales nos ayudan al mantenimiento y función adecuada de nuestro organismo, se recomienda elegir alimentos con un aporte superior al 10
    % del valor diario en vitamina A, calcio, vitamina C y hierro.

Recuerda que aprender a leer las etiquetas nutricionales, nos permite tener mayor información sobre los alimentos que estamos consumiendo, ya que son una herramienta muy difundida para mejorar el entorno alimentario y brindar información que está a la mano a los consumidores, permitiendo finalmente que tomemos decisiones más conscientes a la hora de comprar un producto. Tomate unos minutos para leer las etiquetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *