Cuidemos y protejamos a nuestros niños

La niñez es la etapa en la cual los seres humanos están en pleno desarrollo por ello requieren cuidado de otros, padres, madres o familiares para poder crecer y lograr un desarrollo adecuado. Es justo en esta etapa donde se tienen mayores condiciones de vulnerabilidad frente a todo lo que sucede a su alrededor. Es por esto, que en esta primera etapa de la vida el cuidado es considerado un derecho humano desde el nacimiento y que debe ser realizado desde un enfoque integral, es decir, identificar en el niño las necesidades de alimentación, salud, vivir en un ambiente limpio y seguro, recibir el cariño y protección de sus padres y de los adultos que participan de su cuidado.

Sin embargo, cuando somos padres es muy común realizarse las siguientes preguntas ¿cómo puedo brindar las mejores condiciones para su cuidado y protección? ¿Lo estoy realizando de manera adecuada? ¿En quienes me puedo apoyar?

La respuesta a estas preguntas puede variar de acuerdo con el contexto, las creencias culturales y las perspectivas de crianza que pueden tener los adultos que acompañan a los niños; sin embargo, acá podemos mostrar algunos aspectos que son necesarios tener en cuenta para la generación de ambientes de cuidado y protectores para los niños:

  • Brindar un espacio físico en la vivienda libre de riesgos, el cual podamos reorganizar acorde a las necesidades y etapas de desarrollo y así evitar accidentes que puedan afectarlos.
  • Garantizar condiciones que favorezcan la salud, afiliándolos a la seguridad social en salud y realizando los controles médicos periódicos, además de mantener completo los esquemas de vacunación.
  • Ofrecer alimentación balanceada, variada y acorde al momento de desarrollo por el que pasa el niño.
  • Expresar afecto: demostrar mediante acciones y palabras el amor que sentimos hacia los niños.
  • Buen manejo del tiempo libre, donde los niños tengan posibilidad de jugar, explorar y crear y así prevenir que estén expuestos a situaciones que puedan afectar su salud mental
  • A nivel social también se debe garantizar que puedan compartir con otros niños y niñas, expresarse libremente, opinar y sentirse partícipes del mundo que los rodea.
  • Protección frente al maltrato físico; no tolerar ningún trato degradante, abusivos o negligentes hacia los niños por parte de ninguna persona.

Para garantizar condiciones óptimas para el cuidado y protección de los niños es importante saber que no estamos solos, que podemos contar aparte del grupo familiar, amigos y personas cercanas con los cuales se puede generar redes de apoyo y de confianza, también contamos con instituciones de apoyo tanto públicas como privadas que pueden brindar apoyo especializado, (entidades de salud, centros infantiles, programas sociales del estado de apoyo psicosocial, comisarías de familia, entre otros) que centran sus esfuerzos en la construcción de entornos protectores que favorezcan el desarrollo integral de los nuestros hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *