Lactancia materna: ¡Juntos logramos que sea posible!

Por muchos años hemos escuchado hablar de la leche materna como el alimento que produce cada mamá para satisfacer la necesidad de energía y nutrientes que tiene su bebé para crecer y desarrollarse de manera óptima. Hoy te invitamos a conocer algunos de los beneficios que tiene esta esta hermosa y natural forma de alimentar:

Para el bebé:

  • Lo protege de enfermedades como neumonía, diarrea, infección de oído y asma
  • Reduce el riesgo de sobrepeso y obesidad infantil
  • Disminuye el riesgo de enfermedades crónicas
  • Se asocia con mayores logros educativos
  • Promueve el vínculo entre madre-hijo

En la madre:

  • Disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama, cáncer de ovario y diabetes tipo II
  • Contribuye a que el útero vuelva a su tamaño regular más rápidamente y reduce el riesgo de sangrado postparto

La lactancia materna también trae múltiples beneficios para todos como la protección del medio ambiente, aporta a la economía familiar, el sistema de salud y la sociedad en general.

Aunque la lactancia materna es la forma ideal de alimentar al bebé y tiene muchos beneficios, no siempre resulta fácil para las mamás asumir este reto y mantener la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y prolongarla hasta los dos años o más como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud -OMS. En la mayoría de los casos no se debe a la falta de interés en la mamá de dar lo mejor a su hijo y mucho menos de acortar los esfuerzos que realiza en el proceso de cuidado de su bebé, todo lo contrario, se enfrenta a la maternidad con todas las exigencias que esto implica y hace lo mejor posible para lograr el bienestar de su bebé en medio de esta tarea que no resulta para nada fácil, por ello no debe estar sola en esta importante labor, el apoyo de la familia es crucial y puede marcar una gran diferencia.

¿Cómo puedes apoyar? si eres el padre, asume un rol atento a las necesidades de la mamá, dale palabras de ánimo, recuérdale que es un proceso natural y que puede hacerlo. Propicia un ambiente tranquilo en casa mientras lacta el bebé, asume responsabilidades en algunas labores del hogar, motívala a buscar ayuda profesional cuando sea necesario para resolver las dificultades que se presenten en el camino.

Si eres la abuela, tía o hermana de la madre lactante, tu apoyo es fundamental, tus palabras y comentarios hacen un gran eco en ella, motívala constantemente, felicítala por hacer un gran trabajo con su bebé, recuérdale que aunque algunos días requieren mayores esfuerzos tendrá una gran satisfacción, evita aquellos comentarios de duda o traer experiencias negativas en relación a la lactancia que le lleven a desconfiar de sí misma.

Si eres profesional de la salud tienes un gran compromiso y responsabilidad con la lactancia, tu asesoría correcta y oportuna le ayudará a la madre a tomar las mejores decisiones en relación a la alimentación de su bebé.

Cada uno desde su rol tiene un gran compromiso en proteger la lactancia materna, juntos podemos hacer que la lactancia sea posible, exitosa y se convierta en una maravillosa experiencia que finalmente dejará una huella imborrable en el bebé y su madre, además del impacto social.

No olvidemos que nuestra labor es promover un óptimo proceso de desarrollo y nutrición infantil y aunque el camino elegido por la madre no sea la lactancia, sigue necesitando que el padre y toda la familia asuma un papel activo para afrontar los desafíos que se presentan y tomar las mejores decisiones en la alimentación y nutrición desde la gestación y los primeros años de vida, comprendiendo que la nutrición y desarrollo óptimo en este periodo finalmente hará la diferencia para toda la vida.

Referencias:

1. Organización Panamericana de la salud (OPS). Breastfeeding benefits. https://www3.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=9328:breastfeeding-benefits&Itemid=42403&lang=es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *